La libertad política implica la libertad de poder expresarla 

bf562d41-d114-4f03-bcb0-d9fa00a40503_200

Política >

Nuestra mirada sobre los que gobiernan hoy.

Javier García Calvo

Hoy explorando mi bibliografía para una visión estudiantil en la España franquista del mayo del 68, se vislumbra la visión del nuevo papel del liberal, que abandona la "fe" revolucionaria para un nuevo papel en la socialdemocracia que se instala tras este suceso determinante del siglo XX. 

Fueron entonces, los revolucionarios de finales de los 60, quienes antes de ser anticapitalistas, eran antisovieticos. Aquellos que tuvieron en sus bibliotecas la capacidad de saber que "La revolución rusa no fue nada más que el nombre solemne de la mayor matanza de la historia reciente"(Gabriel Albiac, Mayo del 68, pág 20). Entendemos aquí el papel de los jóvenes en la nueva lucha política que se va renovando. 

 

Por desgracia o por suerte, lo que ustedes, señoras y señores gobernantes han hecho y están haciendo hoy, pasará a la historia. Y a diario acuden a las cámaras de representación a rendir cuentas. Con miradas y sonrisas irónicas no solo eluden los reproches, quejas y exigencias que hacen la oposición, sino que burlan la responsabilidad de sus actos. Sin embargo, aunque ahora sea la oposición actual quienes exigen responsabilidades políticas, y aunque ahora parezca fácil librarse de "purgar los pecados"... La historia no perdona. Y hoy, mientras ustedes toman toda clase de medidas legislativas y las llevan a cabo, hay toda una generación de jóvenes sufriendo, siendo víctimas de sus decretos. Que mientras se ajustan al marco legal tan irregular, tratan de compaginar su vida académica con esto. 

 

Sin embargo, en la oposición ocurre un fenómeno muy curioso. Y es que uno ahí, no acaba de entender muy bien para qué sirve. Si bien los partidos de la oposición, al igual que los de gobierno, están ahí por sus votantes... Aún no gobernando deberían hacer todo lo posible no solo por la sociedad, sino por sus votantes también; y es de lógica. Pues a día de hoy, intentar acercarte al gobierno y conseguir algo por lo que miles de personas te han votado, esta visto como una traición. Que exista un sentimiento de traición implica algo a lo que guardar lealtad. Quienes afirman traición, venden lealtad a España. Lealtad a España, o ¿a ustedes? Cada vez que se pronuncia la frase de "derechita cobarde" simplemente por no actuar como ellos, da a entender una facción reaccionaria, abusona y carente de sentido político. ¿Acaso no pensar y actuar como vosotros es de cobardes? Ni si quiera ha habido agallas por parte de estas formaciones para poner un pie en la misma habitación que el presidente del gobierno y darle voz a sus votantes. Y es que, personas como nosotros tenemos las cosas claras, y a ustedes se les ven las intenciones desde lejos. Abascal haciendo justicia a la definición de populismo de la RAE, y el señor Casado en una campaña electoral con la duración de una legislatura. "Sentémonos a ver arder España, que ya nos votarán cuando esté todo en la ruina". Sencillamente no, no aman a España. 

 

Disfruten del poco tiempo de tranquilidad que les queda, disfruten de ese laxo de tiempo en el que pueden salir impunes. Pero tras todo esto, mientras queda plasmado en el tiempo, los jóvenes de hoy seremos los verdugos que con nuestras palabras y pensamientos, os darán condena mañana en nuestra memoria. Somos la semilla del librepensamiento, y a un lado y a otro nos ven como "malas hierbas"...

Más información >

No éramos conscientes de nuestra fragilidad. La supervivencia es a pesar de todo lo que hemos evolucionado como especie, principalmente en el plano social (...)