Se ha aprobado la ley Celaá sin ningún tipo de problema dentro de la Cámara, ley que busca la equidad y  la excelencia, según la ministra. Isabel ha sido arropada en el Senado por el resto de sus compañeros que afirman que la nueva ley hará “avanzar” a todos sustentándose en cinco principios: el interés del menor, la personalización de la enseñanza, la coeducación, el desarrollo sostenible y la digitalización.

Una de las cuestiones que se planteaban, es de qué manera se dialogará con los centros de estudios concertados a lo que Isabel asegura estar abierta ya que parte de esos centros respaldan la ley.

 

Ha mostrado su agradecimiento al Ministerio por ayudar, trabajar duro y cumplir la promesa de derogar la Lomce.