El extremeño Vicente Mirón recibe la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19

Fuente: El Periódico Extremadura

Desde que en el fatídico marzo de este año 2020 el COVID-19 impactara en nuestras vidas, la vacuna contra el virus se ha buscado como santo grial para poner fin a la pandemia y recuperar así nuestra normalidad.

 

            Tras 10 intensos meses de investigación, la primera remesa la vacuna de la empresa norteamericana Pfizer llegan a Extremadura. Cada lunes, las Comunidades Autónomas recibirán nuevos lotes del Ministerio de Sanidad. En Extremadura, las dosis se custodiarán en dos centros del Servicio Extremeño de Salud (SES), en Cáceres y Badajoz, donde se puede garantizar la temperatura de -80 grados centígrados y desde los cuales, en colaboración con los farmacéuticos, se repartirán a las residencias con monitorización de temperatura entre 2 y 8 grados para asegurar su trazabilidad.

 

            En línea con el protocolo establecido por el Ministerio de Sanidad, la vacunación en Extremadura ha comenzado en las residencias de mayores. En concreto, en las residencias de El Prado y Rosalba de Mérida. Vicente Mirón, usuario de la residencia Rosalba y natural de Ceclavín, ha inaugurado la vacunación recibiendo la primera dosis. La residencia Rosalba se ha convertido así en el escenario de un día histórico, en el que se han respirado nervios y expectación.

 

            La previsión para la jornada de hoy es vacunar a aproximadamente 100 usuarios de estas residencias. Mañana continuará la campaña en otras dos residencias de Cáceres y Badajoz, a las que seguirán en los próximos días el resto de las áreas de salud si ningún contratiempo lo impide. Extremadura contará con 130.000 dosis de la vacuna Pfizer para 65.000 extremeños, puesto que la inmunización completa requiere dos dosis en un intervalo de 21 días.

 

            En esta primera jornada la previsión es vacunar a unos 100 residentes de Rosalba y El Prado. La campaña continuará mañana en otras dos residencias de Cáceres y Badajoz y si no surge ningún contratiempo a partir del martes se desplegará por el resto de áreas de salud. En una primera fase, se prevé inmunizar a una población de 25.000 personas correspondientes a residentes (14.000) y empleados (11.000) de residencias de mayores. El 70% de los pertenecientes a este grupo se han manifestado dispuestos a vacunarse. Tras esta primera fase, llegará el turno de los sanitarios y el resto de población. La previsión de la Junta de Extremadura y la Consejería de Sanidad es tener inmunizados a todos los ciudadanos antes del verano, cuando la comercialización de vacunas producidas por otras casas (como Moderna y Astrazeneca) sean aprobadas por la Unión Europea.

           

            150 sanitarios extremeños han recibido instrucciones concretas para inocular la vacuna de Pfizer. Son 13 los equipos encargados del proceso de vacunación, compuestos cada uno por tres enfermeros y un ATS que trabajaran bajo la presencia de un médico. Tras recibir la dosis, los vacunados pasarán a observación durante unos minutos. En el caso de Vicente Mirón, los sanitarios se han congratulado por la fluidez y corrección con las que se ha llevado a cabo el proceso.