1.020 ciudadanos serán sometidos voluntariamente a pruebas PCR de COVID-19 a partir del miércoles 9 de diciembre. Personas de edades comprendidas entre los 15 y los 65 años han sido seleccionadas como muestra de un municipio que cuenta con aproximadamente 33.000 habitantes, lo que eleva la muestra a algo más de un 3% de la población total. La colaboración en el estudio tendrá un carácter voluntario. Los resultados obtenidos podrán permitir implementar un estudio de investigación analítico.

 

            El Servicio Extremeño de Salud será el encargado de este estudio poblacional de cribado de enfermos asintomáticos de coronavirus. De acuerdo con el gerente del área de salud Don Benito-Villanueva, Javier Valadés, el objetivo del estudio es encontrar casos asintomáticos que puedan estar activos en la localidad, así como delimitar su distribución y las características de la población contagiada. Asimismo, según los resultados obtenidos en el primer cribado, se considerará la posibilidad de llevar a cabo un nuevo estudio del mismo.

 

            La metodología se basa en el análisis observacional y descriptivo de las 1.020 muestra —510 de cada zona de salud sin incluir las entidades locales menores— seleccionadas aleatoriamente por el SES. Se ha excluido del muestrario a aquellos ciudadanos que no hayan residido en Don Benito en los últimos dos meses, así como a quienes, aun estando empadronados en la ciudad, tengan su residencia habitual en otra localidad.  

 

            Los sujetos de estudio, tras su aceptación para participar, serán convocados en el día y hora correspondientes. Las pruebas serán efectuadas en el punto auto-COVIDalbergado en las instalaciones de FEVAL. En el caso de recibir un resultado PCR positivo, el enfermo permanecerá en cuarentena siguiendo las indicaciones del protocolo, aunque se le realizará una prueba de anticuerpos ELISA para excluir la posibilidad de infección activa.