Bomberos desinfectando la residencia el domingo. Fuente: El Hoy Digital.

El Servicio Extremeño de Salud interviene la residencia Felipe Trigo de Villanueva tras el brote de COVID-19 declarado el miércoles pasado. Ante esta circunstancia, la tercera planta se ha habilitado para los pacientes contagiados, por lo que cuenta con personal especializado. Salud Pública estima, teniendo en cuenta que los primeros casos se dieron entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, que para el próximo domingo tengamos ya «una foto epidemiológica del brote», que podría alcanzar la cifra de los 40 positivos.

 

            Seis usuarios de la residencia se encuentran ahora mismo ingresados en el hospital Siberia-Serena de Talarrubias. La decisión del SES ha estado motivada por el objetivo de distribuir la carga asistencial. Si la evolución es positiva, los ancianos «regresarán a la residencia en una semana». 

 

            Bomberos de la Diputación de Badajoz han realizado labores de desinfección este domingo, con el objetivo de eliminar el virus de unas instalaciones que cuentan con 250 plazas. El edificio está situado en la calle La Haba, a las afueras del casco urbano villanovense.