20.png

Todo comenzó en mayo de este año, cuando Ambulancias Tenorio e Hijos S.L.U presentó un escrito al SES en la que solicitaba la rescisión del contrato argumentando cambios  en el trabajó con motivo de la pandemia.

 

Solicitaban la rescisión por la imposibilidad de prestar un servicio en las circunstancias extraordinarias producidas por el coronavirus. El SES inició un estudio jurídico para así poder obtener una rescisión pactada y evitar un perjuicio para las arcas públicas. Ambulancias Tenorio responderá por las penalizaciones de incumplimiento de contrato y hará frente con el persona.

 

El SES tras haber negociado este pacto se ha encargado de realizar un sondeo en las empresas extremeñas con el objetivo de garantizar los servicios que hasta ahora han estado en perfecto estado. Ambucoex, Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por dos empresas extremeñas con experiencia en el sector ha garantizado a la administración tanto las mejoras del contrato como de las ambulancias de soporte vital básico y la reposición de las mismas.

 

En definitiva, el SES continuará con su hoja de rutas marcadas por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, solo que ahora se trabajará con las empresas ya mencionadas.