La Delegación del Gobierno en Extremadura, dirigida por Yolanda García Seco, afirma que a quienes viajen a Extremadura durante su cierre perimetral no se les exigirá presentar ningún documento concreto que justifique el desplazamiento, si bien las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tendrán la orden de realizar las comprobaciones oportunas para determinar si se cumple la normativa. La Delegación añade que ningún organismo o institución pública está realmente habilitado para la cesión de este tipo de salvoconductos.

 

No obstante, los encuentros en Navidad deben ser familiares. «Evidentemente, no se trata de hacer un árbol genealógico de cada una de las personas en su vehículo», tampoco de realizar «la prueba de ADN», asegura la delegada García Seco.

 

Se recuerda que durante el cierre perimetral los agentes policiales harán controles aleatorios para discriminar aquellos desplazamientos que no se ajusten a ninguna de las causas justificadas: causas de fuerza mayor (por trabajo, atención sanitaria...) y reagrupamiento familiar.

 

La información ha sido facilitada por la propia delegada este miércoles en una rueda de prensa en Badajoz, en la que se ha subrayado la importancia de la coordinación de los dispositivos de seguridad en aras de frenar el avance de los contagios del COVID-19. La delegada ha trasladado a los periodistas la «enorme preocupación" de los servidores públicos ante las nuevas cifras de la pandemia y ha apelado a la responsabilidad de la ciudadanía.